SOCIAL

La espectacular diseñadora de moda española Olga Recio abre su corazón para hablarnos de su mayor pasión

By orecio | January 17, 2017

Coco Chanel solía decir que el “acto más valiente es pensar por uno mismo… en voz alta”. Y la diseñadora española Olga Recio ha sido consecuente con esta legendaria filosofía.
Determinada, de convicciones firmes e inamovibles, una soñadora empedernida, y con gran energía. Olga no puede ocultar la pasión y emoción que le afloran al hablar del mundo del diseño y la moda. Desde pequeña supo lo que quería, pero no solo eso, también supo lo que podía y no negociar para llegar a cumplir sus metas.

De espíritu aventurero, a los 17 años se fue a vivir sola a París para iniciar su propio camino, allí se formó y luego la vida la llevo a trabajar en ocho países (EE.UU, México, Argentina, España, Francia, Andorra y Sudáfrica) con culturas totalmente distintas, algo que sin dudas le ha dado como resultado una visión única, original y particular del mundo, lo cual se ve plasmado en cada diseño y colección que realiza.

Su carrera comenzó en Nueva York y desde ese momento nunca paro. Trabajo para grandes firmas en la Industria de la moda como Anne Klein, Cacharel, Armani, MNG y Zara entre otras, también tuvo experiencia en el diseño de accesorios hasta que finalmente eligió diseñas con libertad y para ella misma, dándole nacimiento a su marca Olga Recio, “OR”. Tener su propia firma es algo que su marido le inculco siempre y que ha logrado con el apoyo de sus dos hijos, a los que ella considera el motor absoluto de su vida.

Hola: Comunicar en tu casa que querías ser diseñadora debe haber sido todo un planteo, ¿crees que ese momento marco el inicio de tu independencia?
OR: Siempre fui muy independiente, con 14 años un día decidí irme de vacaciones sola a Milán y me fui. Como obviamente lo quería pagar yo misma, decidí irme en tren y compre el billete más barato que existía, cuando mi madre me llevo a la estación completamente preocupada y asustada, sin yo saberlo, me cambio el billete y me saco un camarote privado sin decirme nada, yo pensé que se habían equivocado al ubicarme, hasta que luego me entere. En mi casa sabían que si decidía estudiar eso, lo iba a hacer con apoyo o sin apoyo, era muy difícil hacerme cambiar de opinión, así que decidieron apoyarme.

Hola: ¿Cuando la moda se convirtió en una pasión en tu vida?
OR: Me encantaba dibujar, me encantaban las telas, siempre me pareció fascinante. cuando me mude a París y empecé a vivir la moda desde adentro me termine de enamorar, aunque también por momentos me asustaba porque es un ambiente complicado para una niña de 17 años, que era lo que yo tenía cuando me mude a vivir sola a París.

Hola: Y el nacimiento de la firma, ¿cómo llego?
OR: Durante muchos años, mientras trabajaba para otras marcas escuchaba constantemente la pregunta de por qué no desarrollaba mi propia marca. Mi marido fue mi mayor apoyo, pero nunca sentí que era el momento hasta hace aproximadamente dos años. La vida misma se encargó de llevarme en esa dirección y empecé a organizar todo por lanzar Olga Recio “OR”.

Hola: Hace poco presentaste en Panamá tu colección. Cuéntanos acerca de ella y de tu experiencia en el Mercedez Benz Fashion Week Panamá.
OR: Fue una experiencia interesante y muy diferente a lo que conozco de los otros fashion weeks en otras partes del mundo, así que fue un aprendizaje. La colección de llama “Transition” por qué plasma un momento de transición en mi vida, es un reflejo claro de la mezcla cultural en la que vivo, de las cosas que he ido absorbiendo en las diferentes culturas que me tocó vivir. Mis raíces europeas están ahora influenciadas por los colores latinos y el sabor africano y eso se ve reflejado claramente en mis diseños.

Hola: Pues, entonces es muy probable que pronto encontremos sus diseños en Panamá…
OR: Si, definitivamente nos encanta la idea de extender Olga Recio “OR” a este lado del continente, hemos aterrizado en Panamá como punta de lanza, pero esperamos pronto llegar a Costa Rica, Perú, El Salvador y Nicaragua. Adoro Latinoamérica, pase muchos años viviendo allí y por momentos me siento tan latina como europea. La mujer latina es una mujer de presencia fuerte y muy elegante y por supuesto nos sentimos halagados de poder vestirla.

Hola: Y a la hora de arreglarte… ¿cómo definirías tu estilo personal?
OR: Creo que soy muy net, pero de repente me gusta mezclar cualquier cosa. Bastante sencilla, muy simple a la hora de seleccionar lo que me pondré. No soy para nada complicada. Ni estrambotica, no me gusta la extravagancia gratuita. Me gusta la ropa con muy buena determinación, me gustan los tejidos naturales, que luego es un poco lo que plasman mis colecciones.

Hola: En tu closet, ¿hay alguna prenda predilecta?
OR: No, creo que no hay una en particular. Por qué además van cambiando según el momento y la temporada. Depende mucho de donde esté viviendo. El clima cambia tu estilo, no me visto igual cuando estoy en Panamá o Barcelona que cuando vivía en Nueva York o en París. Hay un solo vestido de noche al que le tengo un cariño muy particular porque fue el primer vestido de noche que diseñe y cosí yo misma para mí. Esta todo cosido a mano y quizás esa renda me traiga recuerdos, es una renda que sentimentalmente tiene mucha importancia.

Hola: Acabas de mencionar que viviste en varios lugares, ¿cuál es el que más recuerdas o te identificas más?
OR: Cada uno de los lugares donde estuve los viví en etapas completamente diferentes. Es decir, cuando llegue por primera vez a París, tenía 17 años y estaba entrando a estudiar en una universidad dos carreras a la vez, con una vida muy intensa de estudiante y descubriendo por primera vez lo que es mundo de la moda en París, que no tiene nada que ver con lo que es en el resto del mundo. Era un mundo muy intenso, de hecho, muchos fines de semana tenía que irme a Barcelona a ver a mi familia y a tener contacto con gente normal para entender que la vida era otra cosa. En Nueva York fue otra etapa por ejemplo, fue donde comencé a trabajar, la primera vez en mi vida que recibía un sueldo, la primera vez que me pagaban por hacer lo que para mí es lo más divertido del mundo, Argentina donde conocí a mi marido y donde nacieron mis hijos, y así fue en cada país, en todos tuve algo que me encanto y de todos aprendí muchas cosas. Fueron culturas muy diferentes, París, Nueva York, Sudáfrica, México, no tienen nada que ver la una con la otra, y todas me enriquecieron mucho.

Hola: Hablando e hijos, ¿cómo es tu relación con ellos?
OR: Es una relación normal. Lo pasamos muy bien, pero soy mamá ante todo. Me encanta que me acompañen a los desfiles, que estén en el taller, que se acostumbren a estar entre telas.

Hola: ¿Te gustaría que en algún momento alguno de los dos formara parte de tu firma o lo tomara como un legado?
OR: Sí, me encantaría. Me gustaría que ellos sean los que continúen y lleven la marca más allá de donde yo pueda, pero por sobre todo que lo hagan por que les apasiona, les gusta, le divierte, y disfrutan la moda y el mundo de los negocios como lo hago yo. Si fuera por obligación, porque es un negocio familiar…, entonces no, ellos deben seguir el camino de su propia felicidad. Olga Recio “OR” esta para que ellos disfruten pero lo tienen que elegir; eso sí, a mí me encantaría que lo hicieran.